Personal médico mirando al visitante de penimaster.es o discutiendo

Informes médicos

Informe médico del Prof. Dr. Gottfried Lemperle acerca de PeniMaster®PRO

  • El uso de un expansor de pene antes y después de una operación de pene resulta de gran ayuda.
  • En caso de complicaciones, como preparación para un implante de pene, en caso de inyección de un rellenador de PMMA para engrosar el pene.
  • Para un expansor, no hay ninguna alternativa.
  • Un expansor debe cumplir con determinados criterios de calidad para poder llevarse de forma cómoda y durante un tiempo suficiente, así como después de una operación.
  • La cámara de subpresión de un expansor debe tener una forma anatómica que permita un máximo comfort y tiempos de aplicación máximos.

Uso de PeniMaster PRO en operaciones de alargamiento y engrosamiento del pene

Durante el periodo que ejercí de cirujano plástico en el hospital Markus de Fráncfort, entre el 1971 y el 1994, hemos creado un centro para transexuales, especializado en construcción de pene en pacientes mujeres transexuales. La temporada siguiente, en la Universidad de San Diego, California, me enfrenté a problemas relacionados con el aumento del pene con ayuda de un implante tubular de silicona (implante de pene Elist) en Los Ángeles o con inyecciones debajo de la piel del pene con un implante antiarrugas (metacril) realizadas por el dr. Casavantes en Tijuana.

Considero que el uso de un alargador de pene, es decir un dispositivo externo destinado a estirar el pene durante un periodo más largo de tiempo, para así mejorar o garantizar el resultado de la operación, es útil especialmente en caso de complicaciones. Por ejemplo, el alargamiento del pene de un paciente durante varios meses a razón de varias horas cada día conduce a un relajamiento sustancial del tejido. En consecuencia, en el momento de la operación el pene tiene su longitud natural máxima, lo que facilita el uso del mayor implante de silicona posible. Y en general esto es lo que desea el paciente.

Los resultados de 400 pacientes del dr. Elist demuestran también (ver mi ponencia "Aumento del pene con el implante de silicona Elist o un rellenador de PMMA permanente“) que en un 3,4 % de pacientes con implante de pene se produjeron inflamaciones de poca importancia, lo que causó que en el 2 % de los casos se tuviera que quitar el implante durante mínimo tres semanas. En este lapso de tiempo y debido al proceso de cicatrización de la herida y a la contracción capsular, se produjo un encogimiento considerable del pene, difícil de corregir posteriormente con un implante del mismo tamaño. El uso de un extensor de pene durante este periodo impide en gran medida la retracción del pene y permite al mismo tiempo conseguir un segundo resultado igual de bueno.

Al mismo tiempo, el extensor impide la aparición de irregularidades no deseadas posteriormente a la inyección de un rellenador de PMMA, así como desplazamientos causados por la máxima sujeción posible en extensión hasta que los microimplantes quedan fijados definitivamente al órgano. Empleado junto con medicación contra erecciones nocturnas (Clonazepam 1 mg o Proscar 5 mg por las noches), el extensor mantiene el pene en posición alargada, previniendo este problema.

No existe ninguna alternativa al uso de un extensor de pene en los campos de aplicación descritos. No obstante, para poder ser indicado para tratamiento previo y posterior, el implante tiene que ser cómodo de llevar, de modo que pueda ser utilizado durante un largo periodo. Los extensores que ejercen tracción por medio de varillas, sistemas de correas o pesos, se fijan habitualmente por medio de una anilla de goma posicionada detrás del glande. Esto puede causar un pinzamiento doloroso del pene o dificultar el flujo de sangre al glande. En los dos casos, después de un periodo de uso relativamente breve se llega a renunciar al extensor.

Una vez aplicado el implante de silicona Elist en el pene, debido a que está fijado debajo del glande, en principio no se puede utilizar ningún extensor con fijación con anilla. El hasta ahora único extensor que utiliza solo el glande para ejercer la tracción sobre el pene, en vez de una anilla, está previsto de un sistema de contacto en forma de campana de presión negativa semejante a un preservativo.

Para poder conseguir la menor presión negativa posible sobre la piel sensible del glande con este tipo de campanas, el preservativo especial debe ser adaptado a la forma anatómica del glande de modo que se consiga una fijación de tracción fisiológicamente protectora y segura, sin causar luna distensión excesiva o la deformación del glande. Los dolores causados por el dispositivo u otros efectos secundarios, como ampollas en el glande, requieren interrumpir el tratamiento durante cierto periodo de tiempo.

Prof. Dr. Gottfried Lemperle

HanswjacobCC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons

Curriculum Vitae del Prof. Dr. Gottfried Lemperle

Un personaje de referencia en la cirugía plástica, el Prof. Dr. Gottfried Lemperle, ha contribuido enormemente en este campo de la medicina. Es autor de 250 publicaciones científicas y coautor de varios libros. Además es editor de un gran número de manuales de cirugía plástica y estética. El Dr. Lemperle ha impartido también más de 600 ponencias científicas y ha sido director de 12 películas y vídeos científicos sobre los nuevos métodos de operación en la cirugía plástica. Por más de 20 años, el Dr. Lemperle fue profesor en la Universidad de Fráncfort en Alemania, y desde el año 1998 cumple el papel de Profesor Clínico Voluntario en la Universidad de California en San Diego.

El Dr. Gottfried Lemperle, premiado en el año 2010 con la Medalla de Dieffenbach por la Asociación Alemana de Cirujanos Plásticos, Reconstructivos y Estéticos, tiene logros espectaculares en la cirugía plástica. Al enseñar en la Universidad de Fráncfort y al mismo tiempo actuar como Jefe de Residentes y luego Jefe del Departamento de Cirugía Plástica en el Hospital de St. Markus, el Dr. Lemperle elaboró varias estrategias operativas en este campo. Sus innovaciones incluyen técnicas de reconstrucción del pecho y correcciones de malformaciones faciales, tales como el paladar hendido, son sólo algunos de sus logros en la cirugía plástica.

En Alemania lo eligieron como uno de los mejores especialistas en la cirugía plástica a nivel nacional, es autor de varios libros y artículos científicos sobre cirugía plástica.

En el año 1979 el Dr. Gottfried Lemperle fundó Interplast Germany e.V, una organización no gubernamental que realiza operaciones plásticas para pacientes seleccionados en países en vías de desarrollo que padecen de enfermedades que se pueden curar mediante operaciones quirúrgicas. Desde aquel entonces, el Dr. Lemperle ha realizado más de 30 misiones Interplast en distintos países de Asia y África. Es miembro de honor de la organización y sigue prestando sus servicios voluntarios. En el año 1997 el Prof. Lemperle fue galardonado con el German Bundesverdienstkreuz 1. Klasse (la Cruz de la Orden del Mérito Federal).

El Dr. Gottfried Lemperle se dedica también a la industria de biotecnología estética siendo Jefe Médico en AscentX Medical, Inc. y Jefe Médico Consultor de Hafod Bioscience B.V. Es también miembro de honor de la Plataforma de Investigación de Cirugía Plástica y Estética de China.

Actualmente el Dr. Lemperle vive con su mujer en Fráncfort del Meno en Alemania.

El profesor y doctor Gottfried Lemperle acerca de las operaciones de pene y PeniMaster PRO

  • Solo PeniMaster PRO cumple con los requisitos para los expansores de pene del profesor Lemperle.
  • A pesar de los mecanismos de protección de la construcción frente a los efectos secundarios causados por las sobrecargas, el paciente debe acostumbrarse al dispositivo durante un tiempo prolongado.
  • Resulta excelente el hecho de que la cámara del glande del PeniMaster PRO se introduce en el glande adaptándose a su forma y no se desplaza del pene por el sudor o la grasa.
  • El profesor Lemperle recomienda PeniMaster PRO como única opción para el uso preoperatorio y postoperatorio.

Uso de PeniMaster PRO en operaciones de alargamiento y engrosamiento del pene

De los productos que yo conozco y que se ofrecen en congresos o en Internet, solo un dispositivo cumple los requisitos indicados más arriba: el PeniMaster PRO, fabricado por MSP Concept GmbH & Co. KG con sede en Berlín (Alemania), disponible como dispositivo médico de clase I.

La fijación con forma anatómica sobre el glande puede aplicarse con ayuda de una varilla o una correa, consiguiéndose así el estiramiento del pene. A primera vista, el sistema de correas parece flexible, no obstante las varillas no son en absoluto tan rígidas al llevar como podrían parecer. Además, el sistema de varillas puede aplicarse solo pasadas dos hasta tres semanas de la operación de alargamiento, ya que la anilla de sujeción apretaría la cicatriz reciente resultada del corte del ligamento suspensorio del pene (ligamentum suspensorium penis).

En principio, justo en caso de una operación de alargamiento, sería aconsejable utilizar un extensor de pene con el fin de prevenir el encogimiento del pene debido a la retracción del tejido cicatrizante. En estos casos, lo más adecuado es el uso de un extensor en variante correa para rodilla (vertical hacia abajo) o correa para el hombro (inclinado hacia arriba).

Los extensores de campana pueden causar hinchazón del prepucio, a no ser que este entra en la cavidad de presión negativa, así como ampollas o contusiones del glande. Generalmente, estos problemas ocurren cuando el paciente aplica las fuerzas de succión o tracción más altas de lo necesario ofrecidas por el sistema, sin preparación previa. Para evitar este extremo se utiliza una membrana adaptable, que rodea automáticamente el glande durante la aspiración en la cámara. No obstante, el paciente tendría que dedicar unas dos semanas para familiarizarse poco a poco con la terapia de alargamiento y las fuerzas de tracción más elevadas.

Lo que caracteriza el sistema PeniMaster PRO es el hecho de que dicha membrana del glande se adapta dinámicamente al pene durante los movimientos y ni siquiera la humedad (por ejemplo, el sudor) la hace moverse. Aquí se puede ver que entre el glande y la cámara anatómica existe una unión geométrica y no de tracción. Por el contrario, con el fin de garantizar una mayor comodidad y aumentar la adhesión, se recomienda aplicar entre la membrana y el glande un aceite a base de silicona de viscosidad media.

El uso de acuerdo a las instrucciones de uso del sistema PeniMaster PRO previene los efectos secundarios que, de aparecer, se curan rápidamente interrumpiendo el uso. Personalmente considero que este dispositivo innovador ofrece una buena relación riesgo-utilidad y lo recomiendo para uso pre- y postoperatorio como única posibilidad de la que tengo conocimiento actualmente.

Referencias:

  1. Nabil N, Hosny H, Kadah A, Shamloul R. Evaluation of surgical outcome of penile augmentation and lengthening procedures. Urol Int. 2013;90:465-469
  2. Shirvanian V, Lemperle G, Araujo Pinto C, Elist JJ. Shortened penis post penile prosthesis implantation treated with subcutaneous soft silicone penile implant: case report. Int J Impot Res 2013;10:100-104
  3. Elist, JJ, Shirvanian V, Lemperle G. Surgical treatment of penile deformity due to curvature using a subcutaneous soft silicone implant: Case report. Open J Urol 2014;4:91-97
  4. Casavantes L, Lemperle G, Morales P. Penile Girth Enhancement with PMMA-based soft tissue fillers. Accepted by the Journal of Sexual Medicine
  5. Lemperle G, Elist JJ, Safety and Effectiveness of the Elist-Silicone-Implant for Penile Augmentation. Submitted to the Journal of Sexual Medicine

Prof. Dr. Gottfried Lemperle
Cirujano plástico
Fráncfort del Meno